Fotograma de la serie Making a Murderer ©Netflix

Making a murderer: el caso de Steven Avery

Puede que muchos de vosotros hayáis oido hablar de él o ya lo hayáis visto. Muchos podréis opinar que los detalles que se muestran han sufrido de la “realidad aumentada” tan típica de los metrajes “basados en hechos reales” y que otros muchos creáis de principio a fin que una cosa así pueda suceder en pleno siglo XXI. Puede haber opiniones enfrentadas sobre si realmente el protagonista cometió el crimen o si fue víctima de un sistema judicial que dejó atrás aquello de “inocente hasta que se demuestre lo contrario”. En lo que si que encontramos una total unanimidad es en que el documental de Netflix Making a Murderer (“Fabricando un asesino, en castellano) no deja indiferente a nadie, provocando sentimientos de injusticia, frustración e indefensión en el espectador, muy pocas veces conseguidos con otros documentales similares.

Cartel publicitario de Making a Murderer

Cartel publicitario de Making a Murderer©Vito Fun

La truculenta historia de Making a Murderer

Sin entrar en mucho detalle para dejar que el espectador sea el que descubra capítulo a capítulo la grotesca historia de su protagonista, Making a Murderer nos presenta al estadounidense Steven Avery, un hombre poco formado y de una inteligencia bastante límite, que fue acusado de violación en 1985 y que, tras pasar 18 años en la cárcel, consigue demostrar su inocencia gracias a una prueba de ADN. Hasta aquí la historia podría ser -tristemente- una más entre los miles de casos de presos de todo el mundo condenados erróneamente y que, tras una larga lucha, consiguen ser exonerados de sus penas gracias a una prueba de ADN bien realizada (véase la lista de casos ganados por The Innocence Project para comprobar el alcance). Pero es que tras su liberación no acaba la pesadilla de Steven, mas bien se adentra en una mucho más larga e inesperada.

Manitowoc ©tony-webster

Manitowoc ©tony-webster

Centrando un poco más la historia, al salir de prisión en 2003, Steven decidió poner una demanda en la que pedía al estado que le condenó sin pruebas una compensación económica por todos los años encerrado. Tras un desfile por medios de comunicación y despachos de abogados, Steven se ganó el favor del público que comenzó a sentir una profunda compasión por él. Todo indicaba que el estado de Manitowoc -Wisconsin, EEUU- debería desembolsarse 36 millones de dólares de indemnización. Pero no, esto nunca sucedería. Para sorpresa de todos, pocas semanas antes de iniciarse el juicio por la demanda, Steven es acusado del asesinato de una joven local desaparecida y que, casualmente, fue vista por última vez junto a su casa.

¿De dónde ha salido el material con el que se grabó Making a murderer?

No desvelaremos más detalles sobre la inquietante historia en la que se entremezclan los testimonios de amigos y familiares de Steven, con las declaraciones de policías, fiscales y abogados, videos de recuerdos de familia y un desfile de pruebas, ruedas de reconocimiento e interrogatorios propios de una gran investigación. Y, ¿de dónde ha salido el material para realizar los 10 capítulos de esta serie-documental? Pues de los más de 10 años de dedicación de sus creadoras, Moira Demos y Laura Ricciardi, cuya implicación les llevó incluso a mudarse a Manitowoc. Muchos acusan a estas dos mujeres de ser demasiado benevolentes y partidistas en su forma de contar la historia, omitiendo detalles importantes y presentando a Steve como un ser totalmente inocente. En cierta manera esta afirmación es entendible, pues el documental pasa de puntillas sobre el pasado delictivo de Steven -quemó a un gato vivo y tuvo varios altercados con la policía por exhibicionismo-, pero ¿es este pasado suficiente como para echar por tierra una larga lista de pruebas manipuladas, errores policiales y confesiones falsas? Eso tendréis que juzgarlo vosotros mismos cuando terminéis la serie.

Fotograma de la serie Making a Murderer ©Netflix

Fotograma de la serie Making a Murderer ©Netflix

Making a Murderer vuelve a ser noticia en 2017

En los últimos días, el caso de Steven Avery vuelve a ser noticia por la posible excarcelación de uno de sus protagonistas. Por eso os recomendamos que, si aún no habéis visto Making a Murderer, aprovechéis estos días para hacerlo y conocer un poquito más en profundidad un caso que, según comentan, hizo cuestionarse al propio Barack Obama la fiabilidad del sistema judicial estadounidense.

Trailer de Making a Murderer en español

Aquí os dejamos el trailer de esta serie documental: Making a murderer no os dejará indiferentes.

 

Please follow and like us:

Un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *