Perfiles psicológicos de agresores

Elaborar perfiles psicológicos de agresores desconocidos con el Método V.E.R.A

Con el paso del tiempo, los perfiles criminales se están consolidando como una técnica muy útil en la investigación policial, ayudando en la captura de agresores violentos. Aunque existen diferentes enfoques para la elaboración de perfiles psicológicos de agresores, el Método V.E.R.A. es la técnica que, actualmente, se está implantando en la Sección de Análisis de Conducta del Cuerpo Nacional de Policía de España.

El Método V.E.R.A. es una nueva técnica desarrollada por el Inspector Jefe del Cuerpo Nacional de Policía y Jefe de la Sección de Análisis de Conducta de la Unidad Central de Inteligencia Criminal del CNP D. Juan Enrique Soto Castro. Fruto de su dilatada experiencia como investigador y su formación como psicólogo este profesional ha conseguido aunar todo tipo de conocimientos científicos que ayudan en la elaboración de los perfiles psicológicos de delincuentes violentos desconocidos.

Este método, basado en los estudios sobre el perfilación criminal, en la experiencia profesional y los principios y conceptos de la Psicología, pretende ser completamente objetivo en todas las fases de la elaboración de los perfiles psicológicos de agresores. Esta técnica es aplicable en delitos violentos graves como en delitos de homicidio, agresión sexual, secuestro, atracos y desapariciones de alto riesgo, además de ser válida tanto en casos únicos o seriales.

¿Cómo se crean los perfiles psicológicos de agresores desconocidos con el Método V.E.R.A.?

El acrónimo V.E.R.A. se fundamenta en las cuatro piedras angulares en las que se basa esta técnica psicológica: en la víctima, en la escena del delito, en la reconstrucción del delito y en el autor del mismo. Así, la recogida de información sobre cada uno de estos aspectos será la fuente que permitirá realizar las inferencias que nos llevarán a los perfiles psicológicos de agresores.

  1. El apartado de víctima incluye todo tipo de información sobre las características que hacen única a la víctima, intentando comprender cuáles fueron las causas que hicieron que fuera esa persona y no otra la elegida como víctima del hecho delictivo.
    Perfiles psicológicos de agresores

    ©[puamelia]

  2. Con el análisis de la escena del delito se realiza una inspección espacio-temporal de los lugares que están relacionados con la investigación. Así, deberán analizarse los sitios como los que se abordó a la víctima, dónde se realizó el delito o el lugar donde se abandonó o liberó finalmente a la víctima. Además de estos sitios, también es necesario realizar un análisis de los lugares de transición de una escena a otra. Con este análisis se pretende saber por qué se eligieron esos lugares en ese momento y no otro.
  3. Con la reconstrucción del delito se busca conocer cómo ha sucedido la acción criminal, analizando y ordenando cronológicamente las interacciones producidas entre la víctima y el autor del delito. Además, se clarifican hechos como el modus operandi, la escenificación, el ritual o el sello personal del autor, analizando todos los comportamientos desde un punto de vista psicológico.
  4. Por último, también es muy importante recoger todos los datos posibles del autor. La descripción física y conductual nos permitirán responder con exactitud sobre qué es lo que sabemos exactamente sobre el autor.

Fases del Método V.E.R.A. para elaborar perfiles psicológicos de agresores

El Método V.E.R.A. para elaborar perfiles psicológicos de agresores es progresivo y acumulativo y consta de cuatro fases:

  • Recopilación de datos: Esta fase consiste en la recopilación de los datos pertenecientes a las cuatro categorías mencionadas previamente, siendo lo más objetivo posible. Así estos datos se registran en una tabla para tal propósito.

    Perfiles psicológicos de agresores

    Manual del Método V.E.R.A. de la editorial Pirámide.

  • Realización de inferencias: La siguiente fase consiste en, con los datos existentes, realiza inferencias lógicas. Aunque los datos se analizan de forma individual es necesario tener siempre en cuenta que los delitos son un entramado de hechos y acciones relacionados entre sí, por lo que las posibilidades de generación de inferencias son enormes.
  • Elaboración de hipótesis: La tercera fase se centra en elaborar hipótesis en base a las inferencias realizadas en el apartado anterior, señalando que hipótesis provienen de qué inferencias.
  • Perfil psicológico y sugerencias operativas: Del todo el conjunto de hipótesis se desprenderá el perfil psicológico más probable del autor, acompañado de ciertas sugerencias operativas que acompañen dichas características y que permitan al investigador realizar actuaciones concretas, cómo por ejemplo dónde o cuándo sería conveniente buscar a ese tipo concreto de persona.

De esta manera, el Método V.E.R.A. consigue recoger el perfil psicológico del agresor basado en inferencias e hipótesis objetivas, categorizando al sujeto que cometió el delito dentro de diferentes características psicológicas y conductuales. Así, aunque esta técnica está lejos de ser perfecta y consolidarse como una herramienta de investigación policial, si permite contrastar el perfil ofrecido en el perfil del Método V.E.R.A. con el perfil que realmente cumple el culpable tras ser detenido. Esta comparación no solo permite realizar correcciones y afinar el perfil inicial sino que hace posible que el CNP pueda crear una base de datos policial dónde quedan registrados los distintos perfiles psicológicos generales, con sus datos estadísticos correspondientes, de agresores clasificados por tipología delictiva. Así, estos perfiles generales podrán en el futuro ser comparados con diferentes casos individuales que lleguen a las comisarías, funcionando como primera hipótesis y ofreciendo las primeras pinceladas sobre cómo es más probable que sea el autor del hecho investigado.

 


Si quieres profundizar más en el Método V.E.R.A. aquí te dejamos una publicación en la que se presenta esta herramienta explicando se fundamento científico, cómo se utiliza y cuál es la forma en la que se crean los perfiles.


 

Bibliografía: 

González Ordi, H., Pérez Nieto, M.A. y Soto Castro, J.E. (2014). La investigación psicológica de los delitos violentos. El Método V.E.R.A.®. Psicopatología Clínica, Legal y Forense, Vol. 14, 2014, pp.51-78. ISSN: 1576-9941.

Please follow and like us:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *