Stalking

Stalking: características de las conductas de acoso

El stalking, conocido en psicología como síndrome del acoso apremiante, se refiere al conjunto de conductas que realiza una persona –denominada stalker- que persigue, acecha y acosa de forma compulsiva a su víctima, sin que las negativas de esta cambien su obsesión. El término anglosajón stalking significa literalmente “acecho” y tiene como premisa principal que la comunicación y el contacto entre víctima y saltker sea reiterado y prolongado en el tiempo.

Conductas características del stalking

Existen una serie de conductas características de los casos de stalking que permiten reconocer y diferenciar este tipo de acoso de otros. La víctima de stalking suele sufrir todo tipo de comportamientos insistentes e inapropiados del stalker, como por ejemplo:

  • Recibe regalos, cartas, emails, mensajes y llamadas telefónicas a todas horas.
  • Es espiada en su hogar y seguida y hostigada por la calle y en espacios o eventos públicos.
  • En la actualidad gran parte del stalking se ha desplazado a las redes sociales, donde el acechador vigilia, comenta o llega incluso a hackear la cuenta de la víctima con el fin de conocer cualquier cambio en su vida diaria.
  • La víctima también puede sufrir allanamientos de morada.
  • Y, en los casos más graves y extremos, puede recibir amenazas y sufrir algún tipo de delito violento.
Stalking

©Ministerio TIC Colombia

Perfil de la víctima de stalking

Por regla general, cualquier tipo de persona puede ser víctima de stalking, ya que es difícil distinguir en un primer momento qué relaciones pueden tornarse en un caso de acoso. Las conductas de acecho no solo pueden darse en relaciones en las que haya habido previamente una relación sentimental entre víctima y acosador, también pueden ocurrir con un amigo, un vecino, un compañero de trabajo o, incluso, un desconocido. Por eso es necesario recalcar que la conducta obsesiva puede darse en cualquier tipo de relación, sin distinción en el grado de intimidad que se haya mantenido previamente.

Perfil del acechador o stalker

De lo anteriormente comentado puede desprenderse que cualquier persona puede llegar a ser un stalker, aunque la psicología ha agrupado a los stalkers en psicóticos y no psicóticos, y afirma que tras sus conductas siempre existe un sentimiento de enfado, hostilidad, obsesión, sentimientos de culpa o celos y malicia. Según el factor psicológico por el que esté más influenciado, el stalker puede ser clasificado en:

Stalking

©r. nial bradshaw

  • Stalker resentido: el fin principal de sus conductas de stalking es asustar y afligir a la víctima debido a un sentimiento de rencor y resentimiento hacia ella, por cualquiera que sea el motivo.
  • Stalker depredador: En este caso el acechador espía a su víctima, generalmente con fines de índole sexual, hasta que encuentra el momento adecuado para atacarla.
  • Stalker rechazado: este acosador acecha con intenciones vengativas o con el fin de retomar una relación (amorosa, laboral, amistosa, etc) que la víctima ha roto.
  • Stalker pretendiente ineficaz: este tipo de acechador suele tener poca capacidad de comunicación y de relación con otras personas y entiende de forma equivocada el hecho de compartir gustos, actividades o aficiones con la víctima, hasta llegar al punto de obsesionarse con ella.
  • Stalker deseoso de intimidad: La obsesión por una relación amorosa e íntima con la víctima es la principal motivación de este tipo de stalker, que ve en la otra persona el alma gemela que siempre ha buscado aunque no tenga una relación estrecha ni profunda con ella. 

Consecuencias del stalking sobre al víctima

En la mayoría de ocasiones, la finalidad de las conductas de stalking es el control, la búsqueda de intimidad y la necesidad de manipulación de la vida y actividades de la víctima. Todo ello provoca en esta cuadros de ansiedad, inseguridad y miedo, provocados por el hostigamiento continuo al que se ve sometida. También sufre temor por su integridad física y un continuo sentimiento de persecución y desestabilización. Como consecuencia, en muchos de los casos la víctima debe cambiar de número de teléfono e email, modificar sus hábitos cotidianos e incluso, en los casos más graves, cambiar de trabajo y de domicilio.

Stalking

©Z S

¿Qué dice el derecho penal español sobre el stalking?

Aunque en Estados Unidos y otros países de Europa -como Italia, Inglaterra o Irlanda- el stalking fue tipificado como delito hace algunas décadas, en España ha sido necesaria la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2015 del 30 de marzo que modifica la Ley Orgánica 10/1995 del Código Penal para que se haya tenido en cuenta específicamente este delito de acoso.

De esta manera, el stalking se introdujo en la legislación española dentro de los delitos contra la libertad de obrar como respuesta al vacío legal que existía ante estas conductas que, aun siendo consideradas graves, no encajaban dentro de otras tipologías delictivas. Esta nueva ley afirma que el stalking puede llegar a ser castigado con una pena de prisión de tres meses a dos años o con una multa de seis a veinticuatro meses, aumentando la pena si la víctima es especialmente vulnerable por su edad, enfermedad o situación. Por tanto, desde marzo de 2015 el stalking ya forma parte de nuestro ordenamiento jurídico junto a otras figuras relacionadas con el hostigamiento o el acoso como son en el mobbing, el bullying, el grooming y el blockbusting, es decir, el acoso laboral, escolar, cibersexual y el acoso inmobiliario.

 

En resumen, el stalking es un delito grave condenado con pena de cárcel que, con la llegada de las nuevas tecnologías y las redes sociales, se ha intensificado de manera exponencial hasta llegar a ser un delito habitual entre los casos que cada día se tramitan en nuestros juzgados.

 

Please follow and like us:

94 comentarios

  • Hola a todos… ojala alguien me pueda ayudar ya que estoy desesperada…. tengo dos niños, viví años de violencia fisica, psicologica y economica por parte de mi ex marido… lo deje en el 2014, pero en el tiempo que lo deje nunca me dejo en paz,descuidaba su trabajo para estarme siguiendo, me llamaba al día más de 30 veces, se presentaba afuera de mi casa a llorarme, me celaba y me hacía escandalos en la calle delante de mis hijos y de varias personas, hable a la policía pero nunca hicieron nada, fuí al centro de atencion para la mujer en Guafalajara para una orden de restriccion y solo me ponian por meses a llenar pspeles con información y nunca me dieron lo que tanto pedía. En el 2017 deje a mi país México huyendo de el con mis dos hijos y dos maletas a EU. Yo tengo la custodia de mis hijos pero se ha enterado de conocidos de la ciudad de dobde vivo para difamarme, dió con mi página de pasteles que tenìa en redes siciales y me difamó con mis clientas, busco a mi actual pareja en su trabajo y hablo con su jefe para difamarne. Todo esto lo esta haciendo desde México. Hable a su trabajo para decirles del histigamiento que estoy reciviendo por parte de su empleado. El trabaja para una casa de bolsa en Guadalajara y aùn así nunca ha dado manutención para sus hijos desde que lo deje pensando que asi regresaría con el. El gobierno de EU no puede hacer mucho por mi porque esta persona vive en México. Estoy bajo perfil, desconectada de redes sociales y sin dar tanta información de mi.

  • Vivo en CDMX, hago deporte, un tipo que va a la misma hora me ha estado espiando por quién sabe cuánto tiempo. Lo noté hasta que vi su coche estacionado cerca de mi casa. Lo hace cuando salgo al gym, solo se queda parado en su coche, como si quisiera que lo observase, un día llegué amablemente y le pregunté, eres mi compañero de gym?, Y dijo o si qué tal. Desde ese día. Hace como que me encuentra casual en el camino. He intentado salir minutos después, pero me vuelve a encontrar y en una ocasión hasta me preguntó, que si acaso salía más temprano. La última fue que lo vi al salir, cosa rara, ya que eso sí nunca lo había hecho. Voy a cambiar de horario del gym. Jamás me ha dicho algo que revele algún interés amoroso o sexual, es un tipo raro , además sabe que soy casada.

  • Eva Fernandez Sabin

    Hola. Me llamo Eva Fernandez Sabin y llevo casi tres años denunciando gang stalking, inicialmente en Leioa y Bilbao y ahora en Ferrol. Aunque cuando le expones la gravedad de lasituacion a la policia y denuncias te dicen que deberias estar bajo proteccion, nada se investiga. Desde allanamientos, robos, destruccion de propiedad, envenenamientos alimenticios, gente comentando sobre videos tuyos online que desconoces, conversaciones que has tenido en tu casa repetidas por extraños, hostigamiento, conductas agresivas sin razon aparente, violencia fisica, insultos, conductas anormales reiterativas un ciento de veces al dia por extraños, convoys de coches con las luces encendidas en pleno dia, individuos comentando lo que cobran por acosarte, hackeo de moviles y portatiles, robo de documentacion en tu casa…la lista es interminable. Lees el comentario de miles de victimas online y te encuentras con exactamente los mismos hechos que nunca se investigan porque las denuncias perecen una vez llegan al juzgado y nunca un profesional que si pueda parar esto llega al conocimiento de estos hechos. En mi caso 5 miembros de una familia enfermando gravemente sin que un juzgado lo pare. Quien es el loco, elque cobra ahora para que sus hijos lo padezcan, el que se cree que no le va a ocurrir o el juez que lo obvia sin investigarlo cuando el numero de denuncias a nivel mundial es tan alarmante

  • Eva, no esperes que nadie te ayude porque no lo creen. Quien lo ejecuta, lo sabe. Busca ayuda asociación mujeres.

  • Gracias a todos los que me habéis dejado comentarios.
    Fuerza tb para ustedes.

  • Susy. Aléjate de ese hombre. Cambia de actividad. Puede ser peligroso.

  • yo he realizado este tipo de cosas a mi ex pareja, y lo he sufrido mucho, ella tambien, ya le he pedido perdón y estoy llendo a un especialista, no se que hago este tipo de cosas, solo quiero ser feliz con alguien a mi lado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *